Estimulación del sistema límbico (emociones), el neocortex y otras áreas del cerebro. Lee el artículo si quieres experimentarlo!

¿Mozart puede bajar la presión arterial? ¿Brahms te ayuda a dormir mejor? ¿Beethoven puede aumentar tu coeficiente intelectual? Cada vez más estudios han encontrado que la música clásica tiene estos y muchos otros beneficios. Dale Play a tu lista de reproducción y beneficiate con el increíble poder de este género musical:

 

Alivio del estrés

Después de escuchar música clásica durante 30 minutos, mujeres embarazadas sintieron que  sus niveles de depresión, estrés y ansiedad, disminuyeron, según un estudio en el 2008, publicado en la revista Journal of Clinical Nursing. Además, cuando sintonizaron música clásica, la presión arterial de los oyentes disminuyó, según un estudio de la Universidad de San Diego en el 2004.

 

Elevación emocional

En un estudio del 2001 hecho en la Universidad Metodista del Sur en los Estados Unidos, los participantes informaron que al escuchar música clásica sus emociones se intensificaron. Los investigadores se dieron cuenta que los comentarios de las personas fueron más cercanos y expresivos.

 

Disuade la delincuencia

En 2003, Londres comenzó a tocar música clásica en varias estaciones del metro. Los robos, asaltos y el vandalismo disminuyeron un año y medio después. En Portland, Oregon, las autoridades de tránsito tuvieron resultados similares: después de que este género se tocó en las estaciones de tren, las llamadas a la policía se redujeron en un 40%. Otras ciudades, como Nueva York, Atlanta, Minneapolis y Toronto han sintonizado música clásica, también.

 

Crecimiento del bebé prematuro

Cuando los bebés prematuros fueron expuestos a una media hora de música clásica, crecieron más rápidamente, según una investigación de la Universidad de Tel Aviv. Aunque los investigadores no están seguros de la causa de este efecto, creen que está relacionado con los beneficios de la reducción del estrés.

 

Reducción del dolor

Se ha encontrado que la música reduce el dolor crónico, según un estudio publicado en la Revista de Enfermería Avanzada. Los investigadores británicos se dieron cuenta que los pacientes que escucharon música clásica al recuperarse de una cirugía de estómago necesitaron menos analgésicos.

 

Mejora el sueño

Escuchar 45 minutos de música clásica ante de ir a la cama ayuda a tener una mejor noche de sueño, según un investigador húngaro. También puede ser una forma de frustrar el insomnio.

 

Impulso cerebral

Un estudio vincula la música de Mozart con mayores puntuaciones de coeficiente intelectual. Y otro estudio ha demostrado que puede disminuir los síntomas de la epilepsia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s